miércoles, 15 de mayo de 2013

ESTE JUEVES UN RELATO. La fiebre del Oro

Les oyó hablar mientras tomaban la última ronda, el alcohol suelta las lenguas, pensó. Uno detallaba al otro el lugar exacto: - justo  donde el curso del río parece que se bifurca, a la derecha, entre los troncos amontonados… luego susurraron cosas que ya no comprendió. Sin dudarlo, esa misma noche partió hacia aquel lugar, sería ella la primera en hacerse con el yacimiento.
Pero el filón permanecía oculto a sus deseos de riqueza. Por más que movía y removía aquella tierra, la criba del cedazo solo encontró decepción y la más cruel desesperanza. Mañana es mi último día, me conformaré con estos escasos granitos dorados.
Amaneció, y empujada por la ambición, se permitió un nuevo intento. Cuando la mañana tocaba a su fin, cansada, irguió su cuerpo, y allí, justo frente a ella, le vio. –Mío, tiene que ser mío, pensó.
Él estaba de pié en mitad del río, llevaba el torso desnudo. Con el reverso de la mano secó las gotas de sudor que resbalaban por su rostro. Al verla quieta con la mirada perdida en él, le sonrió. –Mío tiene que ser mío, se repitió.
Esa noche junto a aquel cuerpo perfecto, al abrigo de la luna nueva, se amaron hasta caer rendidos. A Thomas le despertó un dolor punzante, tanteó buscando el calor de ella, pero no estaba. Se llevó la mano hasta su cara…
Dos muelas, un colmillo y un premolar de oro habían sido arrancados de su boca.


La mina del oro la custodia Juan Carlos.

36 comentarios:

  1. Hay gente que por sacar oro, no saben donde meter la mano. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Eso es obsesión por el oro y lo demás son tonterías.

    ResponderEliminar
  3. jajaja
    Amor, es amor!!!
    Jamas se olvidarían de esa noche de pasión, y brillante despedida que le hizo ella.

    Muy bueno San.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Asombroso relato, osea, que lo engatusó para después robarle, menuda era ella de picarona,,,, pues como la vida misma, no hace falta irse tan lejos, un beso y una flor.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja!!! Hay que ver a los extremos que puede llegar, la ambición humana. Los buscadores de oro, representan perfectamente la tenacidad de estas personas que no les importa que métodos ni la variedades de las pepitas,
    Magnífico post, amiga mia. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Sacar oro de donde sea. Qué maldita fiebre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Malaaa, malaaaaa, ese cuerpazo valía oro puro y lo acaparaba en la boquita besucona. Qué raro que no se despertara en medio de la operación, muuuy rendido lo dejó la minera.
    Ella eligió el oro metal en vez del oro carnal, amén.
    Irónica y divertida quimera del oro.
    Nos vemos, espero que pronto, cuando acabe, ha sido un placer recuperaros este jueves de Juan Carlos, oro puro.

    ResponderEliminar
  8. UUfffff niña, cara le salió la noche de pasión al pobre hombre...Mucho beber no es bueno jajaaja...Y ese terrible dolor de muelas ! Si seria yo la mujer me iria muy lejos de ese río...Volver a encontrarse con el tipo, seguro que la lleva a dos metros bajo tierra.
    Me a gustado tu relato querida San.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. A eso se le llama, matar dos pájaros de un tiro.
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. jojojojo..... que buen relato, que me dieron ganas de reírme porque no me lo había imaginado, que grandioso final, me has sorprendido, que con tan corto relato puedes hacer que el mundo imagine todo lo sucedido y hasta imaginarse el antes y el después de lo que ha leído, me ha gustado, más porque la mujer es siempre una pieza clave para cualquier texto, con su indomable figura que todo los hombres incluído algunos dioses caen a sus pies.... excelente entrada, besos!!!!!

    ResponderEliminar
  11. jajajaja, a medida que iba leyendo también iba cambiando el sentido del comentario: me has descolocao, SAN!!!, Siiiiiiii, SEÑORA!!!, jajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. San que historia!!! Me dejaste helada con el final. Puede llegar a tanto la avaricia? Sí, ya sé que sí.
    Excelente relato!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. la codicia comienza donde termina la cordura
    El brillo del oro, ha enloquecido y causado muertos a lo largo de la Historia
    y sólo es un metal más

    ResponderEliminar
  14. Y yo, romántica, pensé que hablaba de su galán ajjaja

    ResponderEliminar
  15. Jajajajajaja! Que bien se cobró "los servicios" de la noche anterior!!!
    Muy bueno.

    Bss.

    ResponderEliminar
  16. El romanticismo lo dejó para otro día. El dominio de lo material es impresionante. Se puede llegar a eso y más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Oh! jajaja! especialista en extracciones! Y bueno, tanto esfuerzo no podía ser en vano, así que se procuró sus ganancias del modo que pudo... (tuvo la suerte de que el hombre tuviera una dentadura tan valiosa).
    Muy bueno!
    Besos y lindo fin de semana!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  18. Ostras!!!Menuda sorpresa me he llevado al final! y yo que pensaba que el oro más preciado para ella era el chulazo! Muy bueno Cass. Besos

    ResponderEliminar
  19. Ay! Perdona, que te he llamado Cass...se me fue el santo al cielo.Besitos

    ResponderEliminar
  20. El oro por encima del amor, del deseo. Muy buen final e inesperado. Yo me los imaginaba contentos, felices y comiendo perdices, pero...sin dientes dificil lo tiene.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. para comenzar, señora san-chelo, es usted una cabronaza...
    para seguir, señora san-chelo, es usted de lo que no hay...ajjaaj
    mira,, san-chelo, he escrito verdaderas barbaridades respecto a textos sangrientos o de miedo o de...pero este, este que has escrito me duele....joderse, menos mal que no tengo oro en la dentadura...me duele, ayyy...
    pero lo mejor de todo:
    es que me ha gusatdo.....
    por cierto: ¿ese oro dental se extarjo sin adormidera?
    medio beso.

    ResponderEliminar
  22. Y es que no es oro todo lo que reluce, uyss, perdón amor, amor...
    Muy bueno, San, me has arrancado una sonrisa con ese final

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Si quisiera ser dentista, la parte práctica ya la tiene aprobada con alta calificación. Nos has llevado de la mano por donde has querido, San. Un final inesperado totalmente pero sumamente ingenioso. Lo que somos capaces de hacer por el vil metal. Claro que fué suyo y no solamente el joven apuesto y varonil.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Lo que se perdió la odontología!!! Pero claro, para ella el fin justifica los medios, así que su modus operandi, será distinto en cada caso. Al fin de cuentas, una noche tan apasionada, vale la pena a veces, o no... ya no se...

    Muy bien llevado, con un final que sorprende que nos deja tapandonos las boca: por lo sorpresivo y por si las moscas....

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  25. jajaja, me ha dolido como si hubiese sido a mí.

    ResponderEliminar
  26. ¡La leche! Y uno que pensaba que buscaba un oro más espiritual ...
    Espero que al menos la "anestesia" fuera satisfactoria para el pobre.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  27. Vaya con la protagonista, tenía claro lo que quería jejeje, lo siento por él, ni me imagino su dolor, de muelas y de orgullo. Besote

    ResponderEliminar
  28. ¡Genial!
    Cuando el oro está por medio no se respetan ni los cuerpos esculturales:):)

    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Puede resultar una situación jocosa, pero la desesperación empujan a personas (antes sanas) a cometer estas y peores "locuras".
    Original.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. òjú! hay amores que matan de un disgusto jajajaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. ay! esa sí es una afiebrada ambiciosa!

    aplausos para esta película de terror que aun me tiene apretado el estómago!
    besos

    ResponderEliminar
  32. Estupendo relato!!!! la ambicion magnificamente expresada.

    Cariños y gracias por siempre estar

    ResponderEliminar
  33. jajaja
    ella iba buscando su oro, estuviera en el lugar más recóndito de su persona.
    Es un texto totalmente insospechado.

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...