jueves, 8 de agosto de 2013

ESTE JUEVES UN RELATO: Medianoche en el The Daily Planets



Despertó sobre saltada, el corazón le latía con tanta fuerza, que podía escuchar sus golpes dentro de ella. Otra vez esa maldita pesadilla. Estaba empapada. Se incorporó despacio, como para no despertar a ese alguien que duerme cerca de ella, pero la cama estaba vacía. Va hacia el balcón abierto, buscando el frescor de la noche. Hoy se  presenta oscura, sin luna, sin estrellas. Solo alumbran las viejas farolas, que  provocan sombras al caer su luz amarillenta, sobre las ramas de los arboles que hay a su lado. Se detiene en ellas, imaginando rostros, cuerpos, figuras enmarañadas que se desfiguran, con la suave brisa que de tanto en tanto les empuja. Miró el despertador: las cuatro de la madrugada.
Aspiró profundamente, llenándose de los olores de la noche. Se siente tan sola, que la soledad le duele. Un escalofrío recorrió su espalda, tenía que buscar la forma de ahuyentar tantos temores. Recordó a la chica del Open y sin pensar se vistió a toda prisa. Cuando se mira en el espejo del ascensor, ve que va descalza. No le importa.
_Está abierto, menos mal que siempre está abierto. Se tranquilizó.
El letrero anunciaba: Open 24 Horas, entre siempre que necesite. Al entrar, la dependiente la miró curiosa.
 _ ¿Que deseas?, sin esperar la respuesta, volvió a preguntar ¿Sabes qué hora es?
Lita intentó esbozar una sonrisa y contestar, pero sus ojos se llenaron de lágrimas.  Mamen desatendió el mostrador y sin decir nada la abrazó. En el calor del abrazo, rompió a llorar sin pudor.  Casi sin soltarla, la invitó a pasar a la pequeña trastienda. Se dejo guiar.
Sabiéndose  a solas, le hablo de sus miedos, de esas pesadillas recurrentes. Del hombre que cada noche yacía en su cama y al que ya no reconocía. Nada en él era lo que fue. A medida que hablaba sentía que Mamen la entendía, sentía en su mirada el interés perdido y tantas veces anhelado. Hablaron hasta vaciarse enteras.
Calmada, miró aquel pequeño espacio. Solo lo poblaba la cama, en la que ambas se habían sentado. Cansadas se dejaron caer. Dos cuerpos que encajaban sin apenas proponérselo, parecían estar hechos el uno para el otro.
Sin haber pagado pasaje, aquella noche, comenzó para ellas, un viaje sin retorno.


Otros viajes, otras ensoñaciones en el The Daily Planets

26 comentarios:

  1. No sabia nada la tal Mamen...
    ;-)

    ResponderEliminar
  2. un triste viaje sin retorno pero suele suceder en algunos casos San...

    ResponderEliminar
  3. wow!!!! que intenso San!!!! me has dejado con un nudo en la garganta y con las ganas de aplaudir gritando bravo!!!! has plasmado la vida en un sólo trazo, como un pintor que no necesita entrar en tantos detalles y con un solo cuadro plasma la vida entera del protagonista, en un sólo trazo, en un sólo cuadro, como tú lo acabas de hacer en un sola estrofa nos has resumido la vida entera de dos protagonistas, quizás el comienzo de sus vidas, donde no existe más que contar, sino que quizás mañana se convierta en una historia nueva, si es que el destino nos regala un pedacito de sus vidas para volverlas a apreciar, para volverlas a comprender, para volverlas a sentir parte de la nuestra.... mis felicitaciones, es un hermoso cuento lleno de realidades intensas.... un beso gigante para ti

    ResponderEliminar
  4. Cuando todo deja de reconocerse, y la soledad pasa a ocupar muchos lugares, la tristeza también se cola por las ventanas, la noches desalunadas…Pero la intención de salir a buscar es tan desesperante como aliviador cuando una pizca, un abrazo, un entendimiento se da la mano con un 24 horas abierto, y vaciar esa angustia, ayuda a un viaje, aunque no tenga retorno.

    Intenso San.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Un buen final para una historia de tristeza y soledad sobrevenida.
    Muy bien jugada la idea del Open 24, que en el caso de ella tuvo lo que necesitaba.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Tanta angustia no sé si mereció la pena, para llegar a un final feliz. Las cosas deben ser más fáciles, pero la vida es así y tú la has descrito muy bien.

    ResponderEliminar
  7. Y aquel alguien que duerme cerca de ella- a estas alturas de la historia- sigue en reposo.

    Curioso relato, San.

    Un abrazo.

    Lupe

    ResponderEliminar
  8. Cuando estás acompañada pero te sientes sola algo no está funcionando. Y si al mirar al acompañante no lo reconoces como a la persona de la que te enamoraste, pues vete a un 24 horas y comienza otra historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Un final inesperado pero feliz. Siempre puedes encontrar a alguien que te entienda, donde vaciar tus angustias.
    Muy buen relato

    ResponderEliminar
  10. Un viaje sin retorno, tal vez afortunadamente para las dos. El despertar brusco la hizo buscar a quien deseada, busqueda que fue recompensada. Tal vez porque era lo que esperaba la otra mujer.
    Buen relato.

    ResponderEliminar
  11. un relato jugado, intenso, actual, delicado y amoroso.
    qué placer leerte, San!

    ResponderEliminar
  12. muy buen trabajo narrativo San
    felicitaciones
    las experiencias por tristes y solitarias que sean a la larga dejan crecimiento y evolución

    abrazos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  13. El final es inesperado, en ningún momento pensé que ambas llegaran a conectar tan intensamente. Como siempre es un verdadero placer leerte :))

    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Tienes muy buen nivel. Me ha encantado cómo has visibilizado la melancolía del desamor y cómo dejas un resquicio de esperanza. El final, como ya se ha comentado, es inesperado. Imagino cómo no pretende comprar nada en el Open, sino encontrarse con esa persona que tanto la atrae. Un beso

    ResponderEliminar
  15. Excelente relato!
    Nunca se sabe dónde está realmente la felicidad...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Buenísimo San, nos fuiste llevando sin imaginar el final, finalmente que bueno cuando dos almas se encuentran siendo afines. Al fin y al cabo no estamos en la tierra para ser infelices.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Es la vida, con todos sus giros, sus penas y sus sorpresas.
    Tu sueño de esta semana, es menos sueño y más realidad.
    Tierna historia para recibirla con los brazos abiertos.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Bonito relato ,te engancha hasta el fin.Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Mi cerebro fue imaginando de una manera muy vívida cada parte del relato y eso me gustó y lo hizo interesante.

    Alguien dijo que cuando pienses que todo termina, ese puede ser un buen principio.

    ResponderEliminar
  20. El amor se encuentra donde la necesidad lo busca. Es un relato tierno y jugado y por supuesto llevado con excelencia.

    Un fuerte abrazo, y buena semana

    ResponderEliminar
  21. Me alegra tu visita a mi blog, porque gracias a ella he podido conocer el tuyo.
    Buen relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. "un viaje sin retorno"...ojalá lo disfrute!
    =)

    ResponderEliminar
  23. Cada día aprecio más tus relatos, son tan reales... pero en los finales despliegas toda tu creatividad. Es como la vida misma.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  24. Lo que importa es que descubre el amor de nuevo y eso es hermoso

    besos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...