viernes, 12 de febrero de 2016

Estoy








En la mañana de otro día que nace,
veo mi reflejo en el espejo del tiempo,
un tiempo cruel que no perdona .
Espera, detente –le grito–
Déjame saborear por un instante,
esta brisa suave de primavera.
Deja que me conduzca de nuevo
 hasta la cima de mi corazón en llamas
Y cómplice me devuelve la imagen,
de mi sonrisa de siempre.

19 comentarios:

  1. El tiempo no espera, no sabe, pero la realidad puede mostrarnos lo que es, lo que seguimos siendo aunque pensemos que eso ha quedado atrás. En este caso, esa sonrisa de primavera, esa sonrisa de siempre.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  2. Te has hecho amiga del espejo, es un buen aliado nunca miente por eso tratalo con cariño, cuando vayas a verlo hazlo con un sonrisa. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  3. Por desgracia el tiempo no se detiene y se ha de aprender a vivir cada instante como algo único que hay que saborear al máximo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. hay espejos que reflejan el alma. Usale, te verás siempre hermosa

    ResponderEliminar
  5. A veces es deseable que se detenga. Es bueno que hayas podido devolverte una sonrisa.

    ResponderEliminar
  6. San, el tiempo, aunque queramos no se detiene, tan sólo lo hace en nuestro pensamiento, y a veces ni siquiera ahí. Hermoso poema :)

    Feliz día de San Valentín.

    ResponderEliminar
  7. Y lo has logrado, se detuvo un instante...aunque sólo fuera en tu pensamiento!

    =))))

    ResponderEliminar
  8. MIENTRAS SONRÍA, NO IMPORTA QUE SEA LA DE SIEMPRE. Durante un instante el tiempo se paró y lo disfrutó, lo triste hubiera sido que el espejo le devolviese una lágrima.

    Beso y cafelito, compi.

    ResponderEliminar
  9. Solo nos queda vivir plenamente el presente
    Espero lo hagas
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. El espejo no sabe de tiempo ni de deseos, solo devuelve la imagen de la cruda realidad. Es nuestra razón, vanidad o nostalgia del pasado lo que nos hace juzgar si el paso de los años ha sido justo con nosotros.
    ¿Cuántas veces habremos deseado volver atrás o para el tiempo? Vana ilusión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Bom dia, o inicio é o principio do fim, o fim é o principio do inicio, o parar é necessário para recomeçar com mais motivação.
    AG

    ResponderEliminar
  12. me ha encantado el romance que tienes con tus bellas letras

    ResponderEliminar
  13. Bella lírica, con ese tiempo que no perdona, más el paso de los años dejan recuerdos, felicidad y quizá otra contrariedad pero con esa sonrisa tuya de siempre.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  14. Cuando un espejo se fragmenta como la piel, hay dos opciones: o es el espejo, o es la piel. En el primer caso, podemos tirarlo; en el segundo, cuidarlo. Pero lo más interesante no es la piel, que no va más allá de un envase, lo importante es si esa arruga equivale a una experiencia o a un tiempo perdido. Y eso nos lo podrá demostrar una sonrisa o una aflicción.

    Un beso ;-)

    ResponderEliminar
  15. A veces, en estas épocas, estos días tenemos que parar un momento de estar tristes y pensar en todo lo bello que tenemos. Estamos vivos y somos guapos y guapas , y buenos, y tenemos amigos y un amanecer que aunque no lo veamos , nos acaricia cada mañana.
    Vivir el presente. Es lo único que tenemos.
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  16. ... sin darme cuenta dejé de mirarme al espejo, no sé si por culpa de la vejez o del tiempo, no me lograba encontrar en su reflejo, más me sentía cómodo mirando mi sombra, allí si me lograba encontrar, mi amiga de siempre, que sin una forma exacta, siempre sabes que es tuya, alargada, pequeña, torcida... en cambio el espejo, existen tantos detalles, que uno se acostumbra a ellos, que cuando no están, uno siente que la imagen no es suya... encantador como siempre...

    ResponderEliminar
  17. El tiempo, imparable, no perdona. Vivamos el moneto presente. Un abrazo y gracias por pasar por mi blog y comentar.

    ResponderEliminar
  18. Me gusta mirarme en los espejos, hace tiempo descubri que sólo reflejan nuestros trajes. Lo verdadero es lo que guardamos dentro de ellos y mi espejo me suele devolver la imagen de una niña sonriendo y con ganas de saber como se juega a esto de vivir.
    Preciosa tu sonrisa y tu ternura al escribir, querida amiga .
    Abrazos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...