sábado, 14 de mayo de 2011

Los pajaros no cantaron en la mañana.

 
      Amaneciendo desperté, no podía conciliar de nuevo el sueño, un sueño poco reparador el de esta noche, quise recordar, volver a él, para dulcificarlo pero me fue imposible. Sin dudar deje la cálida cama y decidí tomar un reconfortante café con unas gotas de blanca leche, una cucharadita de dulce azúcar y !cómo no! una tierna magdalena recién horneada. He vuelto a elaborarlas, las anteriores las regale a mis amigos.
Miré tras los cristales de mi ventana y como siempre quedé fascinada por el despertar del día. Desande mis pasos y volví a la cocina, en una bandeja coloqué mi humeante café y mi rica magdalena, me dije, voy a terminar mi desayuno en la terraza.
Sentada en mí hamaca contemple como el sol iba escalando montañas y situándose frente a mí, sobre el castillo que corona la ciudad, todo un espectáculo, y en ese ensimismamiento estaba cuando percibí un silencio doloroso, a esas horas el canto de los pájaros nos sirven de despertador, hoy no era así. Me levante y mire hacia el tejado, los nidos estaban vacíos, sin vida. La antena que reina majestuosa el tejado del vecino no tenía habitante alguno. ! Qué extraño.!
El cielo de un azul vibrante sin nubes dibujando figuras imaginarias, se veía desnudo sin los alegres pájaros en su ir y venir.
Un escalofrío recorrió mi espalda, entonces recordé lo último leído en algunos blog que visité la tarde anterior y sentí ¿miedo? no miedo no, dudas. 
Están esas extrañas llamadas de teléfono sin voz que Blanca  recibe. Esas raras historias que cuenta Hidalgocinis y Andy ¿qué decía Andy?.
No tonterías, solo son paranoias de una noche de malos sueños.
Ahora sí, ya llega el día.

16 comentarios:

  1. Eres genial.
    Ahora sí, ya llega el día.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Escribes inquietante, un gusto leerte.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por favor!...que no nos falten los pájaros!...sería un mal presagio, sin dudas.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola SAN
    Sabes? me quedé con las ganas de las magdalenas y ahora me doy cuenta que son lo que nosotros llamamos kekitos, que agradable comerlos con su café.
    Bueno que los pajaritos vuelvan a cantar y revolotear por allí, pues sin oír su canto no sería lo mismo. Lindo relato
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. He abierto la ventana y están cantando... todo bien por aquí.
    ¡¡Magnífico!! que agradable era todo, pero esa duda...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Voy a mandarte mi nido . Bueno, le diré a mis nueve herrerillos (a los que viven en el nido de mi huerto, que no son míos, ni de nadie) que te hagan una visita para tranquilizarte. Aunque de mejor gana te mandaba a la terraza a todos los mirlos que se comen mis cerezas...

    ResponderEliminar
  7. Está bien que amanezcan días así...esos días nos hacen reflexionar...otros sentidos...otros colores...yo hoy haré un corto viaje buscando el mar...chao...

    ResponderEliminar
  8. Glubs! Este relato necesita continuacion, me quedo con una angustia que carece de explicación.
    Veo algún simbolismo ¿con el apagón de blogger?
    En todo caso, mejor que falte blogger que los pajaros.
    Sobre el estilo, este relato, como casi todos los tuyos tienen sensaciones, no sé, trasmites luz, color, aromas, sabores, el confort de sentarse en una silla, tumbarse en la hamaca.
    Que me gustó. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. pensar es gratis, pero pensar bien es otra cosa, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito. Un saludo. inge.

    ResponderEliminar
  11. Hola,bello íntimo blog, preciosas entradas, si te gusta la palabra en el tiempo, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,

    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos rebeldes...

    ResponderEliminar
  12. El canto de los pájaros es fundamental para empezar bien el día, sin ellos se nota soledad, de esa que duele. Muy buen microrelato San.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Pues si fue inquientate lo que ocurrio...incluso para hacer un relato como este por la paranoia creada del que era el fin del mundo..quien dijo eso de nuestras compis ehh..ahora no recuerdo quien fue..
    Primavera

    ResponderEliminar
  14. Que rara sensación me dio leer el relato.
    Si ellos callaran su voz, se callaría el mundo entero.
    En eso me quede pensando.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Los pájaros comienzan a cantar alrededor de las 4 a.m. por acá en mi jardín. Los tuyos, quizás empiezan más tarde. Afina el oído, en todo caso :-)
    Te dejo muchos saludos de mi mundo al tuyo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...