miércoles, 26 de febrero de 2014

ESTE JUEVES UN RELATO: El Tren


El tren me trae y me lleva de ti.
Cuando voy a la ciudad, sé que te voy a ver, que voy a estar contigo, paseando por las casas escondidas, sin hacernos preguntas, solo mirándonos a los ojos y disfrutando del momento. Esta respiración jadeante que me ahoga el pecho ahora que lo pienso, será después un torrente de energía saliendo de mí. Luego juntos, pegados, acabaremos teniendo una respiración normal, casi lenta. El aire de la madrugada, nos avisa que la noche muere, que nace el día. Cogidos de la mano, como si fuéramos una pareja normal, ahora sí, nos perderemos por calles transitadas por gentes como tú y como yo. Al acercarse la hora de irme, volveré a sentir esa urgencia de tenerte, de saber que no te volveré a ver en una semana. A veces me hundo, pero otras me envalentono y digo que será la última…
Hasta que un día acierte.

Otros trenes en la estación de Susana

28 comentarios:

  1. El mismo tren que los aleja es el mismo tren que los acerca.

    ResponderEliminar
  2. Hasta que el tren por fin se detenga...

    Bellas letras para aquellos que se aman a pesar de los pesares...

    Besos lentos

    ResponderEliminar
  3. Debe ser triste viajar a la inseguridad.
    Bello relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Las estaciones...polifacético lugar de encuentro y de despedidas...son tan nostálgicas!
    Por suerte tus personajes disfrutas tanto de la espera como del reencuentro.
    =)

    ResponderEliminar
  5. Mientras el amor le haga brillar los ojos noserá esa vez la última...

    Beso y cafelito.

    ResponderEliminar
  6. El tren expresado como el acercamiento entre las personas, la unión, como tú bien lo has expresado
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Esa alegría del encuentro es tan real y como la tristeza de la separación. Son emociones igual de fuertes que quizá, sin esas idas y venidas, no serían tan fuertes, ninguna de las dos.
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  8. Un recorrido de ida y vuelta, un tren que carga emociones diversas, tanto cuando va, tanto cuando regresa. A veces ese ir y venir, si bien acerca, termina confirmando que hay distancias que cuestan acortar.
    Romántico relato San!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  9. No sabes como entiendo a esa persona que toma el tren para ir con tanta ansiedad y luego lo toma para regresar con tanta nostalgia. Esas esperas de encuentros a escondidas, a cuentagotas que le regala la vida, hasta que un día se dé cuenta de que merece un poco más.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  10. Pretty nice post. I just stumbled upon your weblog and wanted to say that I've really enjoyed surfing around your blog
    posts. After all I'll be subscribing to your feed and I hope you write again
    very soon!

    Feel free to surf to my web site - خرید شارژ مستقیم همراه اول

    ResponderEliminar
  11. El tren como unión y separación de amores... Y mientras tanto, la vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. No dices nada en concreto pero lo cuentas todo: la ilusión, la clandestinidad, el disfrute, la pasión, la rebelión y el presagio de que no hay nada duradero... Muy buen relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Ese ir y venir de sentimientos diversos, así es la vida. Es duro tener que calcular los encuentros y pasear con miedo entre la gente, aunque quizá eso tenga un aliciente añadido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Trenes cargados de sentimientos que van de una estación a otra con la esperanza de un nuevo cargamento para hacer rodar la vida.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
  15. Los trenes, esos espermatozoides metálicos que no siempre llegan al óvulo..

    ResponderEliminar
  16. ¿Amores prohibidos o alejados? El tren ha sido un elemento fundamental en la literatura, de cualquier género. ¡Pasan tantas cosas en los trenes...!
    Un beso, San

    ResponderEliminar
  17. Descripción de unos viajes que siempre son de ida y vuelta, sin futuro.

    ResponderEliminar
  18. Siempre un gusto leerte. Son estaciones de las que no podemos desprendernos, trenes que no logramos abandonar.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  19. Tal vez debería envalentonarse y cortar esa relación prohibida que hace subir y bajar sus emociones como en una montaña rusa...porque ella se merece algo más...seguro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Parece que los trenes de la ilusión van avanzándose, acercándose al destino final.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Tan bien escrito como amargo, o al menos así lo veo. He leído algunos aportes de este jueves y no deja de asombrarme algún que otro denominador común que he encontrado.

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  22. El tren como cómplice necesario para el furtivo encuentro semanal. Ese tren que a veces piensa que no debería coger nunca más, pero acaba sucumbiendo ante la oportunidad que le ofrece de disfrutar una vez más, por unas horas, de las delicias del amor.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. siempre hay un tren que aleja seres querido, o nos acercan a lugares deseados

    ResponderEliminar
  24. Un tren que siempre lleva al mismo lugar, sin exigencias, solo dejarse llevar por el traqueteo que la acerca y la aleja cada semana de lo que, parece, nunca será de verdad... amor cómplice
    Besos!!

    ResponderEliminar
  25. Hola San.historias de tren, donde quedan la esperanzas de una vuelta semanal, sin tener un final, pues bien dices que no es una pareja normal, un amor a escondidas sin saber si volverá.Historias de amor...
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  26. aquellas promesas de no volver, me las he hecho muchas veces, hasta que uno día de esos he acertado, y nos volvemos a sentir más que libres, completamente nostálgicos, de haber perdido quizás una oportunidad de ser feliz, de perder aquellos escasos segundos que nos dejábamos arrastrar por la inercia, que la razón tocaba nuestra puerta, pero que en esos momentos existía tanto ruido en nuestro corazón que ni nos percatábamos de ello, cuando todo vuelve a ser normal y dejamos de tomar ese tren, el silencio nos dicta una sola cosa, que hemos perdido aunque hayamos ganado nuestra podrida libertad, hemos perdido.....

    ResponderEliminar
  27. Algunos cruces de caminos, nos hacen vivir sin querer ver la verdad aunque descarada se muestre, y cogemos el tren y volvemos en silencio pero felices. Luego la distancia o la realidad vuelven a invadir nuestras almas, y prometemos no volver a subir al tren...pero volvemos a la estación donde hemos sido felices intentando encontrar la mirada del otr@...aunque solo lo hagamos en sueños.

    San, tienes un premio para tu bello blog en el mio, deseo que cuando lo recojas te agrade.
    Besos preciosa amiga.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...