miércoles, 5 de febrero de 2014

ESTE JUEVES UN RELATO...En prisión


El olor de tu sombra
Me miras desde la distancia que dan los años, y al hacerlo acercas a mi memoria la primera vez que te vi. Ese día pensé que todo tú eras un misterio que jamás podría resolver. La profundidad de tus ojos, me invitaba a adentrarme en esa prisión, donde los barrotes de mi celda serian para siempre, el batir de tus pestañas y el eco de tu voz en mis oídos.
Aún hoy, cuando veo mi reflejo en el espejo del tiempo anunciar la hora del crepúsculo… me persigue el olor de tu sombra.

Otras historias de cárceles en el THE DAILY PLANET'S BLOGGERS

29 comentarios:

  1. Sin duda la mejor prisón que una mujer pueda tener. Muy acertado post y muy poético. Me ha gustado.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. indudablemente habrán quienes se especializan a mantener "aprisionadas" a alguna persona..... y seguramente es porque ellas mismas no son libres....

    ResponderEliminar
  3. Que hermosura San!!! Una prisión diferente a todas las demás, quedar preso de unos ojos misteriosos. Me encantó por su tinte poético y romántico, aunque al final se torna meláncolico.
    Y esta frase merece un aplauso "donde los barrotes de mi celda serian para siempre, el batir de tus pestañas"
    Te felicito por decir tanto en tan pocas palabras. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Esa es la única prisión agradable y a la que entras con gusto.

    ResponderEliminar
  5. Prisionera de unas pestañas, atrapada por una sombra olorosa ¿condena voluntaria?
    Genial descripción de una cárcel interna.
    San, besitos muchos.

    ResponderEliminar
  6. No sé si es el efecto que quieres dar, pero me da la impresión de una relación tan, pero tan macabra... o tal vez es la imagan perfecta del romanticismo español de la época becqueriana?

    Un beso y tu cafelito.

    ResponderEliminar
  7. Hay prisiones a los que uno no sabe si entrar o salir despavoridos, según tengas el cuerpo y la mente, claro.
    Poético y muy visual.

    ResponderEliminar
  8. Profundamente emotivo. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  9. Una cárcel elegida por el reo, espero que se siente contenta en ella. Un besote

    ResponderEliminar
  10. Hay personas que verdaderamente son un misterio y cuesta mucho entrar en ellas; pero cuando lo haces se vacían totalmente, como le pasó a tu protagonista.
    Me gustó
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hay prisiones de las que nunca nos gustaría salir porque estamos muy a gusto aprisionados en ellas. Me ha encantado esa imagen poética de las pestañas como barrotes que nos aprisionan.
    Hermoso enfoque para el tema de esta semana.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Tu escrito me resulta enigmático... hay algo que parece llamar desde un tiempo a distancia, reflejarse en el espejo... Quizá me suene a un recuerdo fuerte y aromático que ha quedado ahí, preso en la memoria.
    Lo has expresado con suavidad y un gran halo de misterio,
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  13. Esas son las prisiones en las que uno, paradójicamente, se siente más libre.
    un abrazo!
    =)

    ResponderEliminar
  14. Ha y sensaciones que se graban a fuego y de las que luego es imposible huir.

    ResponderEliminar
  15. Ser prisionero de esas sensaciones... me apunto!!!

    Bss.

    ResponderEliminar
  16. Poética y hermosa visión de la cárcel del amor..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Es una prisión de pasión y sensualidad.
    Su sombra en todas las partes de la protagonista.

    Un abrazo San:)

    ResponderEliminar
  18. Amiga San: es que las rejas más dulces y fuertes, son las que nos ponemos

    ResponderEliminar
  19. hermoso.... creo que uno nunca deja de ser prisionero de ese alguien del pasado, por más que uno haya gastado su piel y su cuerpo en otros brazos, por más huellas que tengamos en nuestro colchón y en nuestros labios, por más que lo hayamos dejado enterrado, aquella sombra seguirá acechándonos, como un fantasma que no entiende que nuestra vida es distinta y que no queremos nada de ella, seguirá estando allí, como esperando algo, lamentablemente todo ocurre dentro de nuestro subconsciente, no hay forma de hablar con ella porque simplemente no existe..... excelente como siempre.... besos!!!!

    ResponderEliminar
  20. misterio, romanticismo... poesía

    Con esos tres ingredientes has escrito un precioso relato, querida amiga

    besos

    ResponderEliminar
  21. Las sombras que persiguen puede ser peligrosas...

    ResponderEliminar
  22. Una prisión de amor, qué bello, pero no sé...las prisiones no son buenas aunque sean de lujo!
    Pero tu relato es de una belleza increíble.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Atrapada en olores que gestaron un pasado. Una cárcel, la de uno, con barrotes emocionales, que sólo el tiempo derrite... si es que lo llega a hacer alguna vez.
    Buen texto, suficiente para esbozar, perfilar y hacer entendible lo abstracto.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Hola, San. Por aquí sigo dando guerra. Un texto romántico y lleno de nostalgia. Es cierto que hay demasiades cárceles en la vida: las nos imponen y las que nosotros mismos no imponemos. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. El olor de la sombra, la profundidad de los ojos pudieron arrebatar su libertad.
    Tal vez quedó algo cautiva del recuerdo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Buen relato y como ya te han dicho muy poético.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. No puedo evitar que se me humedezcan los ojos, es perfecto San.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Éste es el verdadero amor: el que atrapa para siempre. Tus historias son impecables :))

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  29. Preciosa cárcel es el Corazón

    Me haces sentir... Gracias

    Besos libres

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...