miércoles, 3 de julio de 2013

ESTE JUEVES UN RELATO: Declaración de independencia...





El cura dijo. _Puedes besar a la novia. Él se acerco feliz hasta su boca. Ella le recibió desde la libertad ganada. Tras ellos, todos sonreían asintiendo. La familia de él a la izquierda, círculo  formando abrazos. La de ella a la derecha, un desierto sin almas. Solo en la primera fila, tres niños, sus hermanos, la miran queriendo sujetarse a la rama que se quiebra. A tirones los sacan, antes de que los pétalos de rosas, les llueva a los recién casados. Una figura alargada tuerce la esquina, mientras empuja a los niños que la llaman, _ ¡nani, nani! Ella les ve. Para no llorar, traga saliva. Sin piedad, el abuelo se los lleva.


Otra libertades e independencias en casa de Leonor

35 comentarios:

  1. por lo que creo haberte entendido. Dejó a sus hijos con el abuelo para ser "independiente" casándose nuevamente. ¿Es así amiga San?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Lao, no dejó a sus hijos, dejó a sus hermanos. La historia la cuenta una nieta, el hombre que se llevó a los niños era el padre de la novia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha gustado lo del desierto sin almas, me recuerda a mi familia. Bss.

    ResponderEliminar
  3. No creo que logre liberarse de esa manera. Me huele a trampa...
    siempre la rama se corta por lo más débil...en este caso, los chicos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Qué relato tan triste, una independencia costosa.

    No puedo imaginarme a esos niños y al abuelo de vuelta a casa, una casa vacía.

    Tomemos un café para pasar el mal trago.

    Besos.

    Leonor

    ResponderEliminar
  5. Dura realidad, tanto de la familia como para conseguir la libertad. En pocas líneas has logrado una gran historia.
    Un beso grandeeee.

    ResponderEliminar
  6. Una historia triste y hermosa al mismo tiempo. Es uan lástiama que para conseguir una cosa se tenga que renunciar a otra.
    Me encanta leerte, San.

    ResponderEliminar
  7. Me ha llenado de tristeza tu entrada refleja que a veces hay que pagar un alto precio para conseguir la independencia.

    ResponderEliminar
  8. La independencia tiene que pagar tributo.

    ResponderEliminar
  9. Para ganar esa libertad, igual se han de dejar muchas cosa en el camino, y acaban sufriendo todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me deja mal sabor de boca tu historia pues creo que hay muchas cosas debajo de lo que no cuentas.Ella no se casa por amor sino para salir del yugo de su padre aún a costa de perder a sus hermanos. Muy triste.
    Una buena historia muy real sobre todo en épocas pasadas.

    ResponderEliminar
  11. Jolin cariño, qué desgarro. Siempre viene el déspota a fastidiarnos la vida oiga : (

    ResponderEliminar
  12. Me alegra saber que hay alguien que también escribe triste. Un beso casto y puro.

    ResponderEliminar
  13. Ya he leído que no, pensaba que era la hermana mayor, forzada a hacer de niñera de sus hermanos. Leyendo tu réplica a Lao me suena a un matrimonio con desigualdad en edad y veo que ella ha logrado un nuevo matrimonio, esta vez por amor consciente, aunque deba privarse de los hijos.
    Fantastico. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Y cuantos matrimonios hay con motivos distintos al amor.

    ResponderEliminar
  15. Muy duro. Me gusta "...agarrándose a la rama que se quiebra...". Qué sensación de inseguridad...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. me inquieta la rama.... me hizo imaginar aquel cuento, la de una niña con sus hermanos convertidos en cuervos, "la miran queriendo sujetarse a la rama que se quiebra" por qué están sujetados a una rama? a menos que sean pájaros, porque si sólo fueran niños, entonces deberían de estar sujetados a las bancas de la iglesia, se supone como cualquier niño, luego dices "A tirones logran sacarlos, antes de que los pétalos de rosas, les llueva a los recién casados." a tirones? osea a empujones, luego colocas la palabra "logran" osea que son varios las personas que empujan a los niños hasta sacarlos, el abuelo no estaba solo, interesante cuento.... muchas pistas incluidas para sacar miles de conclusiones.....

    ResponderEliminar
  17. Grato leerte.
    Realidad demasiado en boga, pero la vida es asi de dura.

    Cariños

    ResponderEliminar
  18. Dura situación la de la independencia ganada para un futuro de sangre y fuego. Intuyo breve felicidad para después soñar con otra independencia.
    Un beso, San

    ResponderEliminar
  19. Pobrecita, se le tuvo que hacer un nudo enorme. se independizó de sus niños para comenzar una nueva vida y ellos perdieron quizas su sustento afectivo. Preciosos amiga. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Es duro, aunque hay casos en los que se han dado. Es un texto breve pero intenso, demuestra mucho.

    ResponderEliminar
  21. Muy duro... pero precioso tu relato.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  22. A todos les llega de alguna manera, distinta, la independencia. El dolor al crecimiento, porque cuando se elige es porque algo se esta dejando. Y quien siente que la rama tambalea, debe tomar fuerza y aprender a comprender, que no han sido abandonados, sino que la circunstancia los plantea desde otro lugar.
    Un micro que llega al corzón.

    Un abrazo San :)

    ResponderEliminar
  23. condensado y certero en su efecto narrativo SAN
    felicitaciones

    abrazos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  24. Jamás podría declarar esa clase de independencia, si alguien me quiere que sea con lo que tengo en mi vida, no creo que esa felicidad sea completa si tengo que renunciar a lo que más amo que es mi hijo.
    Duro y triste relato San.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Tu relato demuestra una vez más que nada se consigue gratis. El precio a pagar a veces resulta demasiado elevado, tanto, tanto, que se debe aquilatar muy bien lo que estamos pagando, en este caso, por un poco de independencia. Creo que el sufrimiento hará que la felicidad proporcionada por la independencia adquirida se vea continuamente empañada.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Hay historias tan difíciles que parecen irreales, pero la historia de esa chica junto a sus hermanos, no es una vida que ella eligió sino que se la encontró cuando nació en esa familia. Por tanto, me alegro que tuviera la opción de escoger y seleccionar aquello que más le convenía a pesar de dejar a sus hermanos pequeños.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Elegir, es a veces la peor cadena. No se puede ser libre de los sentimientos, aunque para conseguir ese estado de independencia haya que reajustar las prioridades.
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Pocas palabras pero intenso. Lo has conseguido. Tienes dominado el microrrelato. Te felicito!

    ResponderEliminar
  29. Los hermanitos sufren porqué ella cumpliría hasta entonces el papel de madre casi, además compañera,amiga. El abuelo se los lleva, si ella fue al altar por amor, haciendo uso de su libertad de elegir, esta bueno. La vida debe continuar, ella lo hizo con la suya.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Fuerte síntesis de una realidad amarga para unos cuando se abre un futuro para otros.

    Muy bien llevado...sentí el crujir de la rama así como el sentimiento de fragilidad y miedo.

    Un fuerte abrazo (reponiendome de una fuerte gripe. Son tiempos de eso, que le vamos a hacer!!!)

    ResponderEliminar
  31. Certera prosa, espero pasar más por esta casa.
    Nos leemos.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar
  32. Hola, San. Una historia tristemente real. Muchas niñas han tenido que ser madres de sus hermanos por la falta de unos padres, sea voluntaria o involuntariamente. No me ha gustado ese abuelo brusco que se lleva a los niños. No dudo que ella volverá, estará a su lado, no podrá abandonarlos. Cuando se cría a unos hermanos es como si fueran tus propios hijos. Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Te felicito por el relato. Lo he tenido que leer dos veces. Es brutal en cierto modo.
    Yo leí la historia de otro modo: ella se casa en contra de los deseos de su familia, y por ello, es castigada a estar sin el amor de sus hermanos. Una independencia, la de casarse , ganada a un precio muy alto.
    Pero entre tu y yo, el abuelo es mayor...( los abuelos son mayores), y ellos son niños. A la vuelta de la esquina de tu historia, seguro que vuelven a reencontrarse.
    Un beso
    Aire

    ResponderEliminar
  34. Breve pero muy bien contada la historia. Sin duda, la familia de ella no estaba para nada contenta con esa boda, es que se iba la nana de la casa y quien cuidaría a los niños entonces. Valiente, para dejar a los hermanitos que quiere, para seguir su camino e iniciar una nueva vida. Cierto el que se case no implica que abandone a los niños, de alguna manera verá por ellos.
    Cada día me gusta más la manera como escribes.
    Besos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...