viernes, 30 de octubre de 2015

HALLOBLOGWEEN 2015


Fábrica clandestina 
Tras visitar distintos barrios residenciales, y descartar piso a piso los propuestos por la inmobiliaria, este le pareció perfecto, un ático en pleno centro y con unos vecinos muy amables. Solamente encontró una pega: el portero.
Preocupada se lo comentó al administrador, este benévolo le restó importancia, Emeterio un sastre retirado, ocupaba el puesto desde que se construyó la finca y jamás había habido una sola queja sobre él. Todo lo argumentado, no logró convencerla, por ello habló con doña Nati, la inquilina más antigua. Esta arrugo el entrecejo y la miro de medio lado, con tono muy seco aseveró que Emeterio era un hombre con un comportamiento impecable, eficiente y responsable en su trabajo, y con un, buenas tardes, zanjó la conversación.
Aun así, Marta tenía la certeza de que ese lado oscuro que él, bajo su semblante de empalagosa amabilidad intentaba ocultar, estaba ahí, por ello se propuso evitarlo en la medida de lo posible.
Con el tiempo se fue habituando a la comunidad, tanto que olvidó la inquietud de los primeros días. Viéndole hoy correr solícito, para abrirle la puerta del ascensor y rogarle que le dejara cargar con la compra, mientras le ofrecía su mejor sonrisa, sintió remordimientos por haber albergado tanto prejuicio insano hacia aquel hombre. Confiada, tras girar las llaves en la cerradura, le ofreció pasar con la intención de agradecerle con unas monedas, su servicio. Al tenderle la mano, él la sujetó con fuerza, con mucha fuerza… El pánico atenazó a Marta. Quiso gritar, pero el grito enmudecido no llegó hasta su garganta. 
La señora Nati empujó la cancela de la portería, Emeterio la recibió con gesto de satisfacción, mientras daba las últimas puntadas al vestido que estaba confeccionando. Le va a quedar de maravilla, le dijo, no había visto jamás una piel tan suave y flexible como la de la última chica que alquiló el ático. Ojalá la próxima propietaria sea tan joven como esta, se cose mucho mejor con una buena materia prima.
!Uy doña Nati! deje que le retoque ese ojo, parece que se le ha descosido.

Miedo mucho miedo en otras historias que leeréis en el blog de TERESA

19 comentarios:

  1. Muy efectivo el cierre sorpresivo de tu relato, San... uno ya pensaba que en verdad era un buen hombre! jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Uff qué final! El sexto sentido la llevaba por buen camino, lástima que fueron lo suficiente hábiles para ganarse su confianza. Estremecedor relato, San! Me dejó los pelos de punta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Siniestros personajes, llevando su perfeccionismo hasta un extremo terrorifico.

    Bien contado.

    ResponderEliminar
  4. Todo bien hasta llegar a un final tan espeluznante propio de un halloween! Muy bien narrado por cierto.
    Un abrazo y feliz fin de semana,

    ResponderEliminar
  5. ¡Ooohhh! ¡Aaahhh! Tranquila, Marta, que ya he gritado yo por ti.
    Ahora tendré que salir a comprar una tableta de chocolate para quitarme la imagen de la cabeza...
    Excelente, San. Feliz Halloween.

    ResponderEliminar
  6. Las primeras impresiones son las que valen....Muy buen relato...¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  7. ¡Terrorífico! Una imagen genial, hilvanada con ese final.
    Me ha encantado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Aaaaayyyy, eso de los cambios de casa es lo que tiene. Muy bueno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. No hay que fiarse de los porteros con pinta beatífica. Como se suele decir, ha sido coser y cantar. ¡¡¡Feliz Halloween!!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Menuda pareja Emeterio y Nati. Una comunidad muy peculiar. La peor parte la de la inquilina, que acaba transformada en una prenda de diseño. Enhorabuena por colaborar en lograr un Halloween especial.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ¡Terrorífico relato, San! La intuición no le fallo, lo sabía. Pero bajo la retaguardia y tuvo que pagar las consecuencias. =)
    Beso

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno. La imagen del portero cosiendo me ha recordado a una película, "May", en la que una joven "diseña" a su propio amigo. Enhorabuena, San.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Las comunidades de vecinos suelen dar mucho miedo, pero esta la que más. Gran relato.
    Gracias por participar en el Halloblogween.

    ResponderEliminar
  14. Un relato terroríficamente bien narrado y que mantiene el suspense hasta el final. Ya digo yo que hay que fiarse de lo que nos dice nuestra intuición. No se sabe nunca qué o quien hay detrás de una persona especialmente servil, y más un portero, jeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Todas estas historias se leen con avidez pero siempre también con un puntito de miedo, no sea que... :)

    Muy bueno, San. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Mis nietas estarian encantadas je je
    Cariños

    ResponderEliminar
  17. Está genial, además de sorpresa garantizada. El final da un poco de pavor, en cualquier momento te puedes encontrar a personas así... jajaja

    un abrazo :)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...