lunes, 29 de agosto de 2011


Hay momentos, instantes,
en los que las palabras se me esconden,
yacen enmarañadas en los rincones de la memoria de mi alma.


Tintero seco y vacio
sin la dulce caricia de la suave pluma que lo acompaña,
buscando la  liquida miel negra que se derrama.


Entonces  vienes y las descubres,
y las aireas a los cuatro vientos.


Alzan el vuelo

restregándose en el cuenco abovedado de tus pensamientos.

Recorriendo el remanso tranquilo del camino trazado.


Sinuosas, pausadas, dulces, embriagadoras.

Risueñas, alegres, juguetonas,
tiernas, amorosas, desgarradoras.

20 comentarios:

  1. Qué duro cuando las palabras se resisten. Me gustó la imagen "miel negra". Un beso mi dulce San

    ResponderEliminar
  2. Encantadora forma de definir el síndrome del folio en blanco y de su solución creativa.
    A veces no salen al exterior, pero siempre están ahí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. las palabras coforman nuestra mente y tú las haces más comprensibles y "Sinuosas, pausadas, dulces, embriagadoras. Risueñas, alegres, juguetonas, tiernas, amorosas, desgarradoras".

    Es un precioso poema San.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. estan a veces distraidas de nosotros y otras volviendo a querer, a quererse las palabras pausadamente, porque siguen siendo ri-sueñas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Cuando se es habilidosa como tú, la falta de inspiración se soluciona rápido, jajaj

    Muy bueno, San amiga!!

    besotes

    ResponderEliminar
  6. Me parece que las palabras contigo no tienen mucho problema, je, je. Sin embargo otros no tenemos esa suerte, la rabia es que sabemos que están, pero se niegan a salir, a veces les damos tantas vueltas, que de mala gana empiezan a brotar de nuestra pluma, algunas se entusiasman y quieren salir a la vez, atropellando nuestros pensamientos, pero otros días se declaran en huelga, entonces no nos queda otra que ir a dar un paseo al parque. Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy en secano... ojalá supiera decirlo como tú. ¡¡hoé cuánto me gusta cómo escribes!!

    un abrazzo

    ResponderEliminar
  8. a veces se da esa magia!...a veces, las palabras llegan y se organizan solas!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La bellas palabras surgen con una simple mirada sincera. No hay más que leerte.

    ResponderEliminar
  10. El caso es que viene con freuencia. Y yo me alegro.

    ResponderEliminar
  11. ¡COMO CUESTA A VECES! YO ME RELAJO, Y DEJO QUE ACUDAN A MI.
    UN SALUDO
    MARIAN

    ResponderEliminar
  12. Hay palabras muy bellas presentes en el camino recorrido: amor, sueños, vida, alegría, magia ... en fin.

    Fue un agrado leerte, amiga.

    Pasa por mi rinconcito hay algo para ti.

    Un a brazo grande.

    ResponderEliminar
  13. Las palabras traducen los sentimientos del alma, por ello la importancia de dejarlas fluir tal cual llegan. Muy bonito San.
    Cariños

    ResponderEliminar
  14. palabras uuuffff a puñaos, el arte está en mezclarlas y que el resultado sea agradable. Pero vamos, tú eres una picassa en ese asunto

    ResponderEliminar
  15. Pues en ésta ocasión no se te escondieron! las hilvanaste muy lindamente hasta formar estos preciosos versos.

    Besos,guapa!

    ResponderEliminar
  16. Hay personas que tienen el don de sacar lo mejor de uno, inclusive esas palabras que cada tanto nos quedan atravesadas en la garganta.

    Habla, niña, habla. :)

    Un beso conversador.

    Carlos de Apenas penas.

    ResponderEliminar
  17. Sí, las palabras juegan con nosotros, en muchas ocasiones, pero también son generosas y nos dejan que formemos con ellas hermosos textos, como el tuyo.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  18. Para mí, los tinteros nunca están secos sino las mentes!

    Besitos por cuatro!

    ResponderEliminar
  19. Creo que cada uno busca el mejor momento para escribir. Yo tengo días en los que no sé ni qué escribir, pero pienso que al día siguiente algo vendrá.
    Saludos y un beso San

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...