miércoles, 7 de noviembre de 2012

ESTE JUEVES UN RELATO: Volvemos en 6 minutos




LOCOS POR ELLA



Volvemos en 6 minutos, dijo el presentador del noticiero. No había terminado de pronunciar la frase cuando Eusebio rompió a llorar  ahogándose en suspiros y pucheros.
Esas mismas palabras había dicho por última vez su Encarna: -Bajo la basura, vuelvo en 6 minutos. Todavía, después de dos años, no había regresado.
Ahora estaba él allí, frente a las cámaras de televisión, esperando a que el pilotito rojo se encendiera, para solicitar la colaboración ciudadana y poder así encontrar a  Encarna, el amor de su vida, según él.

-Buenas noches, soy Paco Lobatón y esto es... ¿Quién sabe dónde?

Fran acababa de encender el televisor, le llamó la atención el nuevo programa y curioso se detuvo a escuchar lo que contaban. La cámara tomó en primer plano a un hombre mientras este explicaba su caso. Entre sus manos una fotografía.
-Eusebio muéstrela  a cámara, le pidió el presentador.
La imagen de una mujer joven llenó toda la pantalla. Fran quedó impactado.
-Lucía… ¿esa no eres tú?


Toda la programación en casa de GUSTAVO

42 comentarios:

  1. hummmm... no entendí :(
    quién era Lucía?
    no se llama Encarna?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis este programa ¿quien sabe donde? estaba dirigido a encontrar personas que desaparecian, por distintos motivos, algunos por propia iniciativa dejaban sus casas con lo puesto y en otro lugar comenzaban una nueva vida, con otros nombres, Encarna decidio esa marcha y se convirtió en Lucia.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Si es que hay cada programa metomentodo...
    Me ha gustado tu relato, me parece muy "visual".
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. buena historia. La mujer que está cerca de alguien es la añorada por otro. Y se llama Lucia, parecido a lucia, del verbo lucir.
    Tercer intento, espero que no se corte otra vez la conexion.

    ResponderEliminar
  4. DEBI LEERLO DOS VECES PARE ENTENDERLO, ANTES DE LOS COMENTARIOS
    BUENO
    UNA BRAZO

    ResponderEliminar
  5. jajajaja esa sí que sería una sorpresa!...muy bueno, San, de verdad no me esperaba ese final!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¿Encarna, Lucia?...a todos les dice lo mismo, vuelvo en 6 minutos. Tirar la basura, no la tv ídem, da para muchos, Fran, Eusebio, et, et.
    Chafardero Lobatón, tiene derecho ella a largarse con quien sea y ahora !toma ya! toooo el mundo a buscarla. Lo lamento por ellos, seducidos y abandonados, snif, snif.
    San me ha encantado tu programación, con su puntito de drama y su puntito de ironía,buen guión, felicitaciones y besito.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno San. Programa mítico donde los haya el ¿quien sabe ande?, todo un fenómeno sociológico de la época. Seguro que tu relato se repitió en más de una ocasión, que muchos se perdían por propia voluntad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno. Supongo que esta señora lo último que esperaba, era salir por la tele en un programa que buscar personas perdidas. Se quedaría a cuadros :)

    Bss.

    ResponderEliminar
  9. ¡Por favoor! me has dejado con la miel en los labios ¿es que vas a poner anuncios?, ¿en cuántos minutos vuelves?
    Buenísimo tu relato.

    ResponderEliminar
  10. Qué fuerte! A veces he pensado que esto podría pasar, alguien que decide rehacer su vida y alguien la descubre... qué mala suerte!
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Madre del amor hermoso, la que se va a liar! Espero que cuando pasen seis minutos más, cuentes que contesta la tal Lucía-Encarna :) Buenísima e original historia, San.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Je je, muy bueno, más de un caso se debe haber dado, a veces a todos nos apetece desaparecer y empezar realmente de nuevo.
    Besos San

    ResponderEliminar
  13. Nunca mejor aplicado que escribimos en la misma sintonía! (será el taller?? jajaja)

    De esperas y tandas, el nuevo unitario que cada semana traerá su mejor canal, el canal de la familia o el de los solos y solas.

    besos, amigucha

    ResponderEliminar
  14. Un relato muy significativo.
    Que tengas un buen día.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Así que Encarna ahora es Lucía y se ha montado una vida nueva, por algo se iría. ¿A ver cómo se lo explica?.

    Conciso y claro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Ops, que impacto el hombre. Una historia para continuar después de los 6 minutos. Seguro que todos los protagonistas tienen mucho que decir, fuera de cámara.
    Contundente San,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. ¡Sorpresa, sorpresa! (que por cierto, es otro programa mítico de la televisión, jeje) hay que ver lo que me gustaba a mi Quien sabe donde, la verdad es que me encantaba, aunque luego me daba un poco cague ir a echar la basura por las noches, sobre todo cuando pasó aquello de las niñas de Alcaser. Me has traído recuerdos que no vienen al caso, pero bueno, que yo te los cuento,ea, jajaja. Por cierto, ¡vaya con Lucía! ¡que calladito se lo tenía! Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Si es que cuando una persona decide irse, de poco o nada sirve tratar de encontrarla, si acaso para perturbar su ánimo en aquella nueva vida que el día de su marcha decidió emprender.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. A veces hay personas que se pierden, pero lo que quieren es no ser encontradas. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Estos casos se dieron mucho tiempo atrás, cuando el divorcio era algo impensable la puerta de huida era desaparecer y empezar de nuevo para algun@s.
    Besos
    (te hice caso,amiga)

    ResponderEliminar
  21. Mmmm de repente, la vida de Encarna se torna mucho mas interesante.

    ResponderEliminar
  22. Menuda coincidencia. Estuvo de suerte. Pero si ella se habia marchado por propia voluntad, tampoco era cosa deir detrás de ella. Al menos supo que estaba bién, que no es poco para un enamorado. Bonita historia San.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Menudo pendón la Lucía. Eusebio, digno de lástima.
    La visión que nos presentas hace pensar en las veces que algo así habrá ocurrido, y también en aquellos programas que, sirviéndose del drama ajeno, hacen su agosto a costa de televidentes cauterizados.

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Vengo siguiendo el rastro de los 6 minutos, como Lobatón, y he llegado a parar aquí de ya no sé de dónde.

    ResponderEliminar
  25. Ya sé!!! Se fugó con el basurero en el camión de la basura, jajaja. Y llamarse Lucía, luce más que llamarse Encarna (la pobre)jajaja.

    Un abrazo, guapa. (uno que no tengas que buscar)

    ResponderEliminar
  26. Buen recuerdo tengo de ese programa. Ayudó a mucha gente.
    Buena elección.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Magistral tu asstucia con la palabra, San.
    Has hecho un relato incleíble, de una premisa que poco tenía que ver...6 minutos y volvemos.
    Un beso,amiga.

    ResponderEliminar
  28. El problema de este programa, como el de tantos otros, es que había gente que se había escapado porque ya no podía más, y estuvo años tranquila hasta que un día les llegó una cámara a dar por saco, y tuvieron que volver a partir de cero.

    Ahora hay un programa parecido en el que un imbécil cuenta una historia que a lo mejor alguno de sus protagonistas no quiere que se cuente, y buscan a personas ¡en su casa! A mí me hacen eso y les meto una denuncia... que ya sé que no arreglará nada. Qué impotencia.

    Pero a lo importante, dos cosas: 1- Perdón por colarme aquí; y 2- Entiendo el relato con similitudes a lo que aquí he expuesto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. https://www.facebook.com/flor.diazcarrasco?fref=ts

    este es mi comentario, medio beso...
    es s.o.s. bebés robados de euskadi..

    ResponderEliminar
  30. EXCELENTE SAN!!! Es tan ágil este relato que en un minuto te deja sin palabras. De lo mejor que he leído tuyo.
    Increíble tu imaginación y como contaste la historia.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  31. Genial!!!!, yo quiero ser Encarna Lucia de todos los Santos, juas, esta noche bajo la basura y me cambio por otra, hala!, me cansé de ser yo, que pasada!!!, veamos, veamos, como podría llamarme y si me tiño las escamas de colorado? o si me rapo el pelo y me pongo tentáculos, mmmmm, para ser una humana das ideas muy interesantes, jejeje, miles de besosssssssssss

    ResponderEliminar
  32. Lo de irse a por tabaco y no volver suele ser propio de los hombres, Muy bueno el detalle de sacar la basura en el caso de la mujer. Has invertido muy bien los papeles, ya que suele ser la mujer la que busca al marido. Qué programa aquel tan morboso, siempre pensé en personas que habían huído por algún motivo peligroso y que no querían ser encontradas. Muy buenos tus 6 minutos. Un beso.

    ResponderEliminar
  33. jajaja
    siempre rompedora :))
    Cuando alguien desaparece, ¿debería dejar algún anónimo? sobre todo para que no la/lo busquen...

    muy buena, escritora.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  34. jejeje, que bueno, San. Estupenda como siempre.

    un abrazo

    Lola

    ResponderEliminar
  35. si estás buscando algo de series, te recomiendo este capitulo de La Dimension Desconocida.
    http://youtu.be/QTMKCPlaxxs

    ResponderEliminar
  36. me ha encantado ese bucle en el tiempo... Uufff me has recordado la peli que vi ayer: "Looper" con Bruce Willis

    ResponderEliminar
  37. Las Encarnas bajaban la basura, seguramente, huyendo de la que tenían en casa...Ellos, se iban a comprar tabaco y no regresaban jamás. ¡La de casos que se habrán dado así y sin lobatones de por medio!

    Aquel programa me gustaba por lo que tenía de humano y entrañable, sobre todo cuando se resolvían casos difíciles.

    Me ha encantado tu relato y más aún, la forma en que lo has escrito. ¡Muy bien!

    Un abrazo.

    Lupe

    ResponderEliminar
  38. San!!! ¿Te puedes creer que he estado a puntito de escribir una historia de alguien que iba a comprar tabaco y no regresaba? Pero, por supuesto, sin ese aderezo que le has aportado a tu relato con el añadido del programa de Lobatón y ese desenlace tan sorprendente.

    Ha estado genial. ¡Bravo, niña! :)

    Besossssssss y que pases buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  39. ¡Pero que arte tienes! lo que te puede cambiar la vida en seis minutos ¿eh?
    Yo ya tenia buscado un nombre, un cubo de basura que estuviera algo lejos de mi casa, pero desistí porque Lobatón era un genio y me encontraria irremisiblemente jajaaajja.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Pues se me ocurre aquello de "la vida es eterna en cinco minutos" que dijo Víctor Jara. Entonces en seis ... da tiempo a adquirir otra personalidad, otra vida. Muy bueno San.
    Besos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...